La cara real de los negocios digitales

Esta es nuestra Historia

Descubriendo nuestra mejor versión... Del “Dichoso Ordenador” a los Primeros sueldos Digitales.

Somos Pablo Dubra e Iván Pereiro. Llevamos más de 3 años emprendiendo en el mundo online y hemos conseguido facturar más de 2,5M, pero no nos adelantemos todo tiene un principio.

Somos uno de 363.469 personas nacidas en España en 1995 conocidas como “Generación Z”. Los primeros en nacer en una era con un paso más hacia la tecnología, los que siempre sabían programar el DVD y que en su adolescencia rogaban por un móvil… 

Crecimos y nos tocó vivir nuestros inicios de inserción laboral en los coletazos finales de una crisis que había cambiado por completo las reglas del juego. Unos pocos entendimos que las oportunidades está en sacarle partido a nuestra destreza digital y generar “nuevos oficios” 

Descubrimos  un mundo online en el que  habitan  cada vez más perfiles profesionales distintos y comenzamos a ayudar a nuestro entorno cercano que cada día mostraba más interés al ver nuestros resultados. 

Y… se nos dio bien.

A día  de hoy, en su primer año de vida Ecom plaza ha ayudado a más de 100 personas con sus Negocios Online, con casos de éxito que ya han superado el medio millón de facturación. A nuestro grupo de amigos se suman emprendedores continuamente, personas que en su día confiaron en nosotros y a las que les estamos enormemente agradecidos, sobre todo por sus éxitos y comprobar que por lo que uno tanto se esfuerza funciona. 

Resumiendo, cortita y al pie (como solemos decir) Somos Pablo e Iván, somos de Cambre, un pueblo de A Coruña de menos de 30.000 habitantes y estamos muy agradecidos de seguir siendo “La cara real de los negocios digitales”. 

Emprendedor cuando nadie de mi alrededor lo entendía

NavaluengaWeb 3 e1634243983673

Emprendedor cuando nadie de mi alrededor lo entendia

Mi nombre es Pablo Dubra y vengo de Cambre, un pequeño pueblo de A Coruña, en Galicia. 

A los 18 dejo los estudios y comienzo a trabajar como soldador en la empresa familiar. 

Estaba contento en mi trabajo, pero no me sentía realizado, sabía que podía dar más de mi en otros ámbitos y comencé a realizar para la empresa publicidad  de venta de ascensores a través de Facebook Ads. 

NavaluengaWeb 3 e1634243983673

Siempre he buscado la forma de ganarme la vida a través de internet y aprovechaba mi tiempo libre al salir del trabajo para formarme a través de Youtube y comenzar con el Trading y las Criptomonedas. 

Conocía el modelo de Dropshipping desde hacía varios años y despertaba mi interés. Hablando con un familiar me propone montar una tienda y juntos compramos el curso de Bruno Sanders.

Aquí comienza un punto de inflexión en mi vida, cuando descubro que el dinero es un medio para ganar más dinero y que no me pertenece. Es aquí cuando doy con la clave y no me importa invertir en formación,  criptomonedas, etc. 

Finalmente mi primo no llega a montar la tienda, pero yo pongo todo mi esfuerzo en este proyecto.

Gracias a haber realizado campañas en Facebook Ads en la empresa familiar empiezo en el dropshipping con unos conocimientos previos que me ayudan a alcanzar los primeros beneficios. 

Dejo mi trabajo para dedicarme por completo al E-commerce y junto a mi ex socio y amigo conseguimos facturar hasta 40.000€ en un solo día y 400.000€ en un sólo mes. 

Con mi primera empresa formada y siendo rentable comienzo a diversificar. Continúo invirtiendo en criptomonedas y otros proyectos, mientras ayudo a amigos y conocidos de mi pueblo a comenzar en el mundo online y poder vivir de ello también. 

Mi mayor caso de éxito en ese momento son Iván, David y Sergio, amigos de toda la vida, los cuales montan juntos su empresa y comienzan en el dropshipping. Siendo ya rentables, Iván se lanza con un programa en Twitch llamado “Hablando en Plata” donde participo y ayudamos a otros emprendedores contando nuestra experiencia y resolviendo sus dudas. 

Viendo lo realizado que me siento ayudando a otros,  nace el proyecto Ecom Plaza para ayudar a personas del todo el mundo a logar sus objetivos trabajando mano a mano con nosotros después de haber facturado más de 2M en tan solo dos años.  

Mi nombre es Pablo Dubra y vengo de Cambre, un pequeño pueblo de A Coruña, en Galicia.  A los 18 dejo los estudios y comienzo a trabajar de soldador en la empresa familiar. 

Estaba contento en mi trabajo, pero no me sentía realizado, sabía que podía dar más de mi en otros ámbitos y comencé a realizar para la empresa publicidad  de venta de ascensores a través de Facebook Ads.  

Siempre he buscado la forma de ganarme la vida a través de internet y aprovechaba mi tiempo libre al salir del trabajo para formarme a través de Youtube y comenzar con el Trading y las Criptomonedas. 

Conocía el modelo de Dropshipping desde hacía varios años y despertaba mi interés. Hablando con un familiar me propone montar una tienda y juntos compramos el curso de Bruno Sanders.

Aquí comienza un punto de inflexión en mi vida, cuando descubro que el dinero es un medio para ganar más dinero y que no me pertenece. Es aquí cuando doy con la clave y no me importa invertir en formación,  criptomonedas, etc. 

Finalmente mi primo no llega a montar la tienda, pero yo pongo todo mi esfuerzo en este proyecto.

Gracias a haber realizado campañas en Facebook Ads en la empresa familiar empiezo en el dropshipping con unos conocimientos previos que me ayudan a alcanzar los primeros beneficios. 

Dejo mi trabajo para dedicarme por completo al E-commerce y junto a mi ex socio y amigo conseguimos facturar hasta 40.000€ en un solo día y 400.000€ en un sólo mes.

Con mi primera empresa formada y siendo rentable comienzo a diversificar. Continúo invirtiendo en criptomonedas y otros proyectos, mientras ayudo a amigos y conocidos de mi pueblo a comenzar en el mundo online y poder vivir de ello también. 

Mi mayor caso de éxito en ese momento son Iván, David y Sergio, amigos de toda la vida, los cuales montan juntos su empresa y comienzan en el dropshipping. Siendo ya rentables, Iván se lanza con un programa en Twitch llamado “Hablando en Plata” donde participo y ayudamos a otros emprendedores contando nuestra experiencia y resolviendo sus dudas. 

Viendo lo realizado que me siento ayudando a otros,  nace el proyecto Ecom Plaza para ayudar a personas del todo el mundo a logar sus objetivos trabajando mano a mano con nosotros tras facturar más de 2M en tan sólo dos años. 

Siempre a lo mio

NavaluengaWeb 4

Siempre a lo mio

Soy Iván Pereiro, nací en Cambre y me crie en un entorno en el que lo establecido como “tu mejor opción de vida” era formarse para conseguir un trabajo estable que te permitiese vivir “tranquilo”, pero una parte de mi tenía otras de aspiraciones. 

Desde temprana edad y sin ser realmente consciente en aquel momento, comienzo en cierta manera a emprender.

En mi adolescencia tenía una “obsesión” por pagarme yo mis gastos sin tener que depender de mis padres, por lo que comienzo a ejercer distintos “Oficios”: Gaiteiro en bodas y eventos, Jardinero, Camarero, Campanero… Si has leído bien! Todo aquello que me permitiese ganar dinero me hacía independiente. Era una 

sensación extraña y que no veía en la mayoría de chicos de mi edad, pero que me hacía sentir bien, autorrealizado después de ganarme mis propios euros. 

A los 18 años comienzo mi etapa de “estudiante”, dedicándome profesionalmente a estudiar mientras lo compaginaba con un trabajo de fin de semana de camarero. 

En 4 años me gradué en Sociología, después de hacer dos años heroicos para recuperar las malas puntuaciones de primero y segundo (Si hice un poco el vagonetas…) consigo mi media total de 7,8, superior al 7,5 que se necesita ser becado de máster y me marcho a Santiago “casi independiente” pero ¡boom! Me  deniegan la beca puesto que mis ingresos del último año cuentan para los ingresos totales de mi unidad familiar superamos el umbral económico. 

Mi suerte…mis padres que aunque yo haya sentido la necesidad de ir a lo mío siempre me han ayudado y apoyado en todo… Pude estudiar ese Máster de Marketing y Comunicación en Santiago, que como toda formación fue una buena inversión en mi mismo, pero como toda inversión siempre tiene sus riesgos…

Pasé un año raro sin mucho interés por el futuro viendo pasar el presente… más bien.  Sumido en una rutina de persona adulta, con horarios fijos y responsabilidades pero con cambios a cuenta gotas.

En uno de esos cambios llegó, me mudo a 2 minutos en coche de mi casa, con mi amigo y actual socio David y su primo Sergio y comienzo a estudiar Un Máster de Profesorado, mi nuevo oficio sería “Profesor de Formación Profesional” , sería funcionario tendría un buen horario y un sueldo medio por hacer algo que me ha encantado desde pequeño, enseñar. 

Llegados aquí, la pregunta es ¿Tengo Vocación de Profesor? Sinceramente, la respuesta es no. Desde primaria, aún no siendo el que mejores notas sacaba (Me mataban las faltas de ortografía) mis compañeros querían estudiar conmigo, decían que sabía explicar todo  con “Mis palabras” y las entendían. Pero tanto como vocación… 

Como todos y todas en nuestra etapa escolar habremos tenido experiencias muy buenas con algunos/As profesores/as y horribles e incluso traumáticas con otros/as. Pues en mi caso igual, a mayores el hecho de estudiar el mestrado me ayudó a entender que la educación es mucho más que el sistema educativo.

Así que si entendemos vocación como “Ser profesor” no, no creo que estuviese preparado, pero si eres de los que la entiende como el hecho de aprender para enseñar y ayudar a los demás, absolutamente sí! eso me encanta y por eso lo hago.

En pleno 2020 llega la pandemia y el confinamiento. El máster se paraliza y las oposiciones para mi generación se bloquean durante 2 años. Eso suponía estar otros 2 años viviendo en el presente… No soy al único que le sucede esto, a mis otros dos compañeros de piso les salpica el mismo problema. 

Me proponen intentar un modelo de negocio con lo que lo estaba petando nuestro amigo Pablo y en el que yo había fracasado solo, meses atrás. A finales de Mayo de 2020 empezamos a hacer dropshipping. 

Adquirimos una carga de conocimientos brutal y nuestra empresa facturó más de medio millón en nuestros primeros 6 meses de vida. Pasamos de trabajar en nuestros portátiles en el comedor de nuestro piso a una oficina y contratar a nuestro primer empleado. 

Encuentro en mí un Iván al que le encanta mirar al futuro y empiezo a diversificar mis fuentes de ingreso y formación: Criptomonedas, Educación financiera, Técnicas de Marketing. Las palabras de Pablo (“el dinero es un medio para ganar más dinero”) cobran sentido y recupero mi afán por generar distintas fuentes de ingresos. 

En 2021 fundó junto a mi pareja @mondo.digital, una agencia de marketing digital con la que, de nuevo, pretendemos generar un nuevo oficio mientras dejó de impartir formaciones individuales 1 a 1, para formar parte del equipo de Ecom plaza. 

Todo este rollo para llegar hasta aquí.

El resto de la historia seguramente es el que te ha traído hasta aquí. Nos conozco, somos puro Lean Startup puede que esto lleve escrito 3 años y siga sin actualizar… con lo que faltará un montón de información. 

Pero esto es importante. Tengo claro que esto es solo el inicio… Que seguiré creciendo y peleando por mi mejor versión. Sé que ayudaré a un montón de gente en el camino y he entendido mi vocación.

Creo que todo lo que te he contado ahí arriba es una consecuencia de quien soy ahora y si tu estás leyendo esto es por que en algún momento te has planteado que eso es cierto, está bien y ves en mi vocación para ayudarte.

Soy Iván Pereiro, nací en Cambre y me crie en un entorno en el que lo establecido como “tu mejor opción de vida” era formarse para conseguir un trabajo estable que te permitiese vivir “tranquilo”, pero una parte de mi tenía otras de aspiraciones. 

Desde temprana edad y sin ser realmente consciente en aquel momento, comienzo en cierta manera a emprender.

En mi adolescencia tenía una “obsesión” por pagarme yo mis gastos sin tener que depender de mis padres, por lo que comienzo a ejercer distintos “Oficios”: Gaiteiro en bodas y eventos, Jardinero, Camarero, Campanero… Si has leído bien! Todo aquello que me permitiese ganar dinero me hacía independiente. Era una 

sensación extraña y que no veía en la mayoría de chicos de mi edad, pero que me hacía sentir bien, autorrealizado después de ganarme mis propios euros. 

A los 18 años comienzo mi etapa de “estudiante”, dedicándome profesionalmente a estudiar mientras lo compaginaba con un trabajo de fin de semana de camarero. 

En 4 años me gradué en Sociología, después de hacer dos años heroicos para recuperar las malas puntuaciones de primero y segundo (Si hice un poco el vagonetas…) consigo mi media total de 7,8, superior al 7,5 que se necesita ser becado de máster y me marcho a Santiago “casi independiente” pero ¡boom! Me  deniegan la beca puesto que mis ingresos del último año cuentan para los ingresos totales de mi unidad familiar superamos el umbral económico. 

Mi suerte…mis padres que aunque yo haya sentido la necesidad de ir a lo mío siempre me han ayudado y apoyado en todo… Pude estudiar ese Máster de Marketing y Comunicación en Santiago, que como toda formación fue una buena inversión en mi mismo, pero como toda inversión siempre tiene sus riesgos…

Pasé un año raro sin mucho interés por el futuro viendo pasar el presente… más bien.  Sumido en una rutina de persona adulta, con horarios fijos y responsabilidades pero con cambios a cuenta gotas.

En uno de esos cambios llegó, me mudo a 2 minutos en coche de mi casa, con mi amigo y actual socio David y su primo Sergio y comienzo a estudiar Un Máster de Profesorado, mi nuevo oficio sería “Profesor de Formación Profesional” , sería funcionario tendría un buen horario y un sueldo medio por hacer algo que me ha encantado desde pequeño, enseñar. 

Llegados aquí, la pregunta es ¿Tengo Vocación de Profesor? Sinceramente, la respuesta es no. Desde primaria, aún no siendo el que mejores notas sacaba (Me mataban las faltas de ortografía) mis compañeros querían estudiar conmigo, decían que sabía explicar todo  con “Mis palabras” y las entendían. Pero tanto como vocación… 

Como todos y todas en nuestra etapa escolar habremos tenido experiencias muy buenas con algunos/As profesores/as y horribles e incluso traumáticas con otros/as. Pues en mi caso igual, a mayores el hecho de estudiar el mestrado me ayudó a entender que la educación es mucho más que el sistema educativo.

Así que si entendemos vocación como “Ser profesor” no, no creo que estuviese preparado, pero si eres de los que la entiende como el hecho de aprender para enseñar y ayudar a los demás, absolutamente sí! eso me encanta y por eso lo hago.

En pleno 2020 llega la pandemia y el confinamiento. El máster se paraliza y las oposiciones para mi generación se bloquean durante 2 años. Eso suponía estar otros 2 años viviendo en el presente… No soy al único que le sucede esto, a mis otros dos compañeros de piso les salpica el mismo problema. 

Me proponen intentar un modelo de negocio con lo que lo estaba petando nuestro amigo Pablo y en el que yo había fracasado solo, meses atrás. A finales de Mayo de 2020 empezamos a hacer dropshipping. 

Adquirimos una carga de conocimientos brutal y nuestra empresa facturó más de medio millón en nuestros primeros 6 meses de vida. Pasamos de trabajar en nuestros portátiles en el comedor de nuestro piso a una oficina y contratar a nuestro primer empleado. 

Encuentro en mí un Iván al que le encanta mirar al futuro y empiezo a diversificar mis fuentes de ingreso y formación: Criptomonedas, Educación financiera, Técnicas de Marketing. Las palabras de Pablo (“el dinero es un medio para ganar más dinero”) cobran sentido y recupero mi afán por generar distintas fuentes de ingresos. 

En 2021 fundó junto a mi pareja @mondo.digital, una agencia de marketing digital con la que, de nuevo, pretendemos generar un nuevo oficio mientras dejó de impartir formaciones individuales 1 a 1, para formar parte del equipo de Ecom plaza. 

Todo este rollo para llegar hasta aquí.

El resto de la historia seguramente es el que te ha traído hasta aquí. Nos conozco, somos puro Lean Startup puede que esto lleve escrito 3 años y siga sin actualizar… con lo que faltará un montón de información. 

Pero esto es importante. Tengo claro que esto es solo el inicio… Que seguiré creciendo y peleando por mi mejor versión. Sé que ayudaré a un montón de gente en el camino y he entendido mi vocación.

Creo que todo lo que te he contado ahí arriba es una consecuencia de quien soy ahora y si tu estás leyendo esto es por que en algún momento te has planteado que eso es cierto, está bien y ves en mi vocación para ayudarte.